Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 29 de agosto de 2011

¡CUILONI! HISTORIA DE UNA LÁGRIMA

"...¿eh? ¿Qué es ese ruido? ¡Cuiloni! ¡Cuiloni! —¿Qué es lo que me gritan esos malditos? —preguntó a los gritos mi salvador, don Hernán Cortés, salpicando al aire de espumosa saliva. Como no entendía ni jota, voltee a ver a Marina. Observé que la india se arrancaba de su vestido lcuk maya un pedazo de tela y doblándolo cuidadosamente, lo aplicaba a mi salvador Cortés, para detenerle la sangre que chorreaba abundante de la mano izquierda. Y no en para menos, después de la mordida... —No hagáis caso, capitán —respondí tratando de calmar su mal genio....— ¡Qué mierda vociferan esos salvajes! ¡Vive Dios! —volvió a insistir con mayor furia mi amantísimo jefe. K'uuruch. Los guerreros tequibuas mexicanos gritan K "uuruch. Pero no sé cómo se dice en castellano, ¡Gerónimo! —me gritó la india Marina, atizada por la Mirada amenazante que el furibundo capitán extremeño le infligía. La india encontró mi rostro distraído...Malintzine Cortés, mi amo, quiere tu respuesta, achichincle adulador del maligno! ¡Traduce lo que te estoy diciendo o éste nos mata a los dos como a perros escuincles! insistió la maldecida, que como mansa gata tomó a consolar lamiendo con su mejilla el barbado rostro de nuestro amo. "¡Barbera de portar, pensé al ver cómo le embarraba una extraña planta en los dedos recién amputados que milagrosamente detuvo la hemorragia al contacto de la hierba y alivió su dolor, mas no su ira...— ¡Dejen de ladrar en esas lenguas malditas del infierno que no entiendo! ¡Que alguien me responda! —interrumpió Cortés nuestra conversación; la india y yo nos mirarnos espantados—. ¡Coño! ¿No ven que son las mismas palabras que la chusma le ha gritado a Motecuhzorna, allá arriba en la mezquita mejicana antes de que lapidaran al huey? —¿Ku... qué dijiste? —pregunté, nervioso, a la india. La cosa se estaba poniendo fea. —K'uur.uch —me repitió la india. ¿Puto?, fue el primer equivalente en castellano que me vino a la mente, ¿mujercita?, no ni pensarlo, ¿culero?, eso... pero... ¿qué tiene que ver mi jefe con los culos?..."

Extracto de: ¡CUILONI! HISTORIA DE UNA LÁGRIMA

Autor: José Luis Basulto Ortega

Disponible en nuestra librería: $210.00

Para más datos o comprar este libro da click en el titulo de arriba.